sábado, 24 de noviembre de 2007

Titulitis y sus consecuencias

El título universitario sigue siendo una buena herramienta de promoción social en España. No es lo mismo ser médico, arquitecto, ingeniero, etc... que no serlo. El reconocimiento y la promoción social va asociada a la formación recibida más que a la calidad del trabajo realizado. Es decir, ser médico, independientemente de su buen hacer o no, es mejor que ser carpintero, barrendero, panadero, pastelero o agricultor, por bien que realicen estos últimos su trabajo.

Como consecuencia de lo cual:

- Nadie quiere dedicarse a trabajos que no exijan titulación.
- Sólo los que tienen titulación pueden enseñar, incluso para poder ejercer o aprender oficios manuales, y no pueden aquellos que aun demostrando que realizan excelentemente su trabajo no disponen de titulación.
- El trabajo bien hecho no tiene la valoración social debida y la chapuza es mejor tolerada aquí que en cualquier otro país.

Me parece uno de los problemas más graves que tenemos aunque nadie habla de ello, y a pesar de que condicionará nuestro futuro.

El chapuza, con título o sin titulo, debiera ser despreciado socialmente mientras que el trabajo bien hecho debiera ser el factor determinante para la consideración social, independientemente de la necesidad o no de titulación para su desempeño.

Saludos.

No hay comentarios: