lunes, 21 de enero de 2008

Paradigmas equivocados

No podemos pararnos a reflexionar cada vez que debemos tomar una decisión (tomamos miles a lo largo del día). Tenemos estructuras mentales complejas "paradigmas" que aplicamos para automatizar la adopción de una determinada postura, o decidir si actuamos, o no, en cada situación. Los paradigmas que cada uno tenemos dependen del conjunto de experiencias, creencias y valores, y condicionan como se percibe la realidad y la forma en que se responde. Resulta claro que tener paradigmas equivocados o poco eficaces para resolver el día a día es un problema serio.

Por ejemplo, depende del paradigma -modelo- que una persona tenga "de las del otro sexo" el que su trato respecto a éstas sea respetuoso o prepotente, sensible o insensible a sus necesidades emocionales y físicas.

También, la relación con los hijos, como con cualquiera, están condicionadas por esos paradigmas que nos acompañan. Eso incluye incluso la percepción de uno mismo y condiciona la capacidad de cambiar o evolucionar (aprender) con el paso del tiempo.

El modelo o paradigma que nos auto define como invariables -genio y figura hasta la sepultura- generalizado todavía, crea sentimientos y emociones de autocompasión, e imposibilita para tener una buena predisposición para aprender y mejorar.

Yo intento no contribuir a potenciarlo no deseándole a nadie, por mucho que lo aprecie, algo así como: "No cambies nunca", ya que me parece más una condena que un buen deseo.

Saludos.

5 comentarios:

Neurotransmisores dijo...

Como es díficil cambiar los paradigmas, lo mejor es convivir con ellos lo mejor posible.

Carmen (LaCondiciónHumana) dijo...

Existen paradigmas que son el gran "punto de apoyo" que tenemos para mover el mundo... gracias a estar fuertemente programados podemos "funcionar"... pero, claro, tal como tú dices, también hay paradigmas equivocados.

En este sentido se puede sospechar que estamos siendo guiados por paradigmas equivocados cuando algo parece demasiado bueno... cuando vemos una certeza concreta absoluta seguro que ha cogido el control el piloto automático...(no me refiero a la sensación difusa de estar en buen camino sino más bien a una especie de hipnosis).

Me ha gustado tu post. Saludos!!!

Dolfi dijo...

Neurotransmisores

Lo malo es que te amargan la vida. Mejor intentar cambiarlos que dejarse llevar. Saludos.

Carmen

Creo que si algún aspecto de la vida te va repetidamente mal, eso significa o que no te acompaña la suerte, o que tienes y utilizas algún paradigma equivocado. Como respecto a la suerte no se puede hacer gran cosa, lo mejor es revisar las ideas preconcebidas que usas. Por ejemplo, si la "peña" huye cuando apareces. Puede ser mala suerte, pero mejor te ocupas de revisar tus paradigmas. Aunque a ti, seguro que no te pasa. Besitos.

intoku dijo...

Cada vez más, se están produciendo cambios en los paradigmas.

Yo soy de los que apuesta por cambiarlos antes que resignarse, aunque depende mucho del tema.

Saludos,
Intoku.

penelope dijo...

HOLA AMIGO: Gracias por tu opinión, que me parece muy válida por supuesto y con un enfoque diferente quizá a mi entrada...es cierto que hay paradigmas equivocados, es por eso que en mi entrada hago una critica ferviente a ellos y me revelo a aceptarlos; tambien están los paradigmas internos, como tu dices, que para mi no son otra cosa que maneras de percibir los externos !!! se entiende lo que inetnto decir?, creo que si lo leemos un par de veces, si. En fin, intentemos cambiar lo que no sirve y sigamos nuestra propia estrella siempre, a pesar de los paradigmas e ideas equivocadas que andan dando vuelta...gracias por leerme y paso nuevamente..EXITOS !!!!