lunes, 3 de marzo de 2008

Tirar la toalla

Me resulta sorprendente la cantidad de gente que decide tirar la toalla respecto a sus objetivos vitales. Se sienten agotados y renuncian a intentar alcanzar aquello que anhelan. No se sienten capaces de cambiar si consideran que algo que hacen no lo hacen bien. Viven en la frustración permanente por no correr el riesgo de intentar algo, o de volver empezar, y fracasar. Me resulta triste, y va en contra de mi forma de ver la vida.

Ciertamente, la vida no es fácil y muchas veces nos equivocamos. Equivocarse es doloroso e inevitable. Pero debe servir para aprender. Todo lo podemos aprender. Todo lo podemos cambiar, incluso nuestra forma de ser, de ver la vida, y también nuestros objetivos. Pero lo que no me parece acertado es vivir en el continúo fracaso por falta de energía, porque esa sensación de fracaso se transmite, hasta por la cara, y condiciona negativamente el resto de tu vida.

“Luchar por conseguir aquello que pretendes hasta el momento de la muerte” es la característica que diferencia a los que aprovechan realmente la vida, de los que simplemente pasan por ella.

Quien me conoce sabe que mi vida no es, ni ha sido, ni seguirá siendo, especialmente fácil, por lo que animo a cualquiera, en cualquiera que sea su circunstancia, para que se aplique y nunca “tire la toalla” ante la vida.

Saludos.

4 comentarios:

neurotransmisores dijo...

La teoría es fácil, la práctica no lo es tanto.

Carmen (LaCondiciónHumana) dijo...

Yo también creo que el miedo a equivocarnos es el culpable de muchas de nuestras fustracciones... nuestro cuerpo tiene muy buenas aptitudes para salir adelante, sin embargo, muchas veces nos quedamos desorientados como si perdiéramos la brújula... y no nos damos cuenta de que cada instante de la vida merece la pena y que mucho de nuestro sufrimiento proviene del enfurruñamiento porque no se ocupan lo suficiente de nosotros ¿pero no será que somos nosotros los que tenemos que hacer algo por nosotros?

Muy buen post... como siempre.

Besos!!!

Miguel dijo...

Mi humilde opinión es, que no enfrentarse a las situaciones adversas genera unas nueva situación adversa, que es precisamente la de no enfrentarse y ya tenemos dos, con lo cual el resolver la primera cada vez se complica mas. La única solución posible es afrontar de cara los problemas aunque el resultado del enfrentamiento no sea el que nosotros queremos, pero ya tienes dos problemas menos, y a veces (si ya lo se que solo a veces) es también cierto que el resultado nos es favorable.
Y si existiera algo fácil nos dedicaríamos todos a ello, que horror!!
Un abrazo.

Dolfi dijo...

Hola a todos.

Neuro

Respirar a veces es dificil pero hay que hacerlo. No tirar la toalla es como respirar, sino te mueres.

Carmen (la "curiosa")

"nuestro cuerpo tiene muy buenas aptitudes para salir adelante"

Será tu cuerpo, ¡guapa!. Otros tenemos cuerpos menos aptos, seguro... :). Disfrutar de querer sin exigir que te quieran es clave para "no tirar la toalla". Si va y resulta que además te quieren ya es la leche.

Gracias por tu halago. Me pondré con el cuestionario pronto, ¿vale?

Un beso.

Miguel

Bienvenido.

No enfrentarse a un problema es una posible solución. Debes evaluar si esa solución es buena o no. No siempre es malo. No hay norma general, en mi opinión, y debemos comprobar si el resultado es mejor o peor. No sé si me he explicado bien. Gracias por tu visita.

Un saludo.