lunes, 22 de octubre de 2007

Aprovechar el paso del tiempo

Cada uno nacemos marcados genéticamente con un porcentaje inicial de decisiones acertadas. Hay quien nace con mejor condición natural que otros. Este porcentaje depende básicamente de la capacidad de percibir lo positivo o negativo de una situación, y de la sensibilidad ante las reacciones que provocan en los demás nuestras conductas.

Podemos aumentar nuestro porcentaje de aciertos, o disminuir el de errores, si aprendemos con el paso del tiempo. Para aprender es necesario, en primer lugar: considerar que tienes libertad para elegir la solución a cada uno de los millones de los "problemas" que se te presentan (hora de levantarte, forma de contestar ante una pregunta, etc...). En segundo lugar: saber que actues o no actues, estas dando una solución a ese problema. No actuar es una solución ante una situación o problema. En tercer lugar: tienes que evaluar si te conviene o no la repercusión de tu decisión, y por último en función de ello repetir o descartar esa solución para el futuro (Popper, Karl Raimund -1995-, La responsabilidad de vivir: escritos sobre política, historia y conocimiento, Ediciones Paidós Ibérica. ISBN 978-84-493-0167-4)

La vida es una sucesión de problemas a los que vas dando solución. Sólo los muertos no tienen problemas. Lo que genera satisfacción o insatisfacción es la calidad de las soluciones que das a los problemas. Las personas que encuentran soluciones de calidad a sus problemas tienen una vida más satisfactoria, SON MÁS FELICES.


Es una obligación, para mi, aprender e intentar mejorar el porcentaje de aciertos. Además, todos podemos y debemos hacerlo.

Saludos.

No hay comentarios: