lunes, 15 de octubre de 2007

Cambio climático y Nobel de la Paz

No me creo que las variaciones de las temperaturas en la tierra sea consecuencia del aumento del porcentaje del anhídrido carbónico en la atmósfera. No me creo que el hombre a través del consumo de combustibles fósiles sea el responsable de esos cambios. Sé que me convierto automáticamente en un hereje, anticientífico, para el poder político dominante. No sería la primera vez, que la opinión “mayoritaria” en un momento dado se ha demostrado, pasado el tiempo, que era errónea.
Existen prestigiosos científicos que no comparten la opinión "mayoritaria" y que consideran que las variaciones de la actividad solar son las causantes del incremento de temperaturas. Existe un video en Youtube, con subtitulos en español, al respecto.
No entiendo porqué le han dado el Nobel de la Paz a Al Gore, dado que el objetivo de este premio según los estatutos de la propia fundación Nobel es: "el premio que se otorga al individuo o grupo que más haya trabajado por la fraternidad de las naciones, por la abolición de los ejércitos o por la promoción de congresos de paz". Qué alguien me lo explique.

4 comentarios:

Zuppi dijo...

Está claro: la fraternidad de las naciones se logra trabajando todas juntas para reducir las emisiones de CO2 (bajo la dirección de la secta ecolojeta, claro esta). La reducción de los ejércitos, suprimiendo los tanques y los aviones, que gastan tantos combustibles fósiles y los congresos de paz...seguramente porque las políticas restrictivas van a causar tanta pobreza que aumentaran las guerras y, con ellas, los congresos de paz.

Gavión dijo...

Lo peor de todo es que, en el colmo del buenismo, Al Gore (ese que tiene nombre de películas de carnaza) donará el importe del premio para algún pais pobre. Tiembla, Hillary.

Gavión dijo...

¿Hay alguien ahí?

Dolfi dijo...

Os veo a todos en la hoguera. Y además, Rajoy se ha apuntado a esta herejia. Menudas partiditas de "mus" o dominó vamos a montar en el infierno. ¡Viva el derecho de expresión a lo políticamente incorrecto!