viernes, 28 de diciembre de 2007

Cambios en el título del blog

En primer lugar quiero agradecer a algunos compañeros de aventura "bloguera" que han hecho enlaces a estas páginas, así como los comentarios e incluso algún halago que he recibido.

Tal vez os haya sorprendido que ya voy por el cuarto cambio de título (si no llevo mal las cuentas) a este blog, así tenemos:

- Vivir y pensar.
- Pienso, existo, me divierto y me equivoco.
- Persiguiendo la felicidad.
- Disfruta de tu vida. Consigue tu felicidad.

Los dos primeros títulos son en realidad muy parecidos, con la matización que hace el segundo en cuanto a lo divertido que puede resultar reflexionar y lo inútil que a veces resulta, sobretodo respecto a asuntos personales muy relacionados con los instintos y las emociones.

La introducción de la palabra felicidad fue consecuencia, en primer lugar, de un intento de conseguir un título más atractivo (por ver si caía algún despistado), y en segundo lugar, por considerar que realmente es la felicidad el "objetivo vital" de todo ser humano.

Pero "persiguiendo la felicidad" no me acababa de convencer porque daba la sensación de que la felicidad fuera algo ajeno a uno mismo, y yo no pienso eso. La felicidad, para mi, es una postura ante la vida. Se puede sentir en cualquier circunstancia en la que te encuentres y puedes no conseguirla, también, independientemente de tener el más favorable de los entornos. Se puede ser feliz y estar triste, o alegre. Por eso cambie de nuevo el título del blog, y pasó al actual.

Para disfrutar de la sensación de felicidad tienes que sentirte bien contigo mismo y con tu entorno y centrar tus recursos en el presente.

Es un error dedicarse a darle vueltas a lo que pudo ser y no fue. Así como también dedicar muchos recursos a prever el futuro, dado el grado de incertidumbre sobre las condiciones que habrá en él. Aprovechar el presente, viviéndolo responsablemente y utilizándolo para mejorar, es la mejor alternativa de uso de los escasos recursos de que disponemos. Haciéndolo así, al comprobar los resultados de ese aprendizaje, se obtiene una sensación agradable que mantiene la motivación para continuar incidiendo en ello.

Por otro lado, sentirse bien con "el entorno" no es posible si no te sientes bien con la persona con quien más tiempo estás, que eres tu mismo. Nadie se relaciona bien con otros si no es capaz de llevarse bien con uno mismo. Para auto llevarse bien es necesario conocerse y asumir tu parte emocional, y estar dispuesto a aprender y mejorar respecto a tu parte racional, aumentando el porcentaje de aciertos, además de la calidad de las soluciones, a los problemas que el día a día te plantea.

Sólo pretendía justificar los cambios de título del blog y casi ha salido una entrada "pseudodogmática" de autoayuda. No os creáis todo lo que cuento, que como inicialmente titulé, me divierto y me equivoco (a veces).

Feliz 2008 a todos.

2 comentarios:

Antoniorme dijo...

Que bueno es equivocarse y que poco lo hacemos... y que miedo nos da.

Estoy de acuerdo contigo en que la felicidad solo se puede conseguir en el presente, porque todo lo demas es solo una proyección de nuestra mente, y en mi opinion la felicidad abarca lo emocional, lo mental y lo fisico.

Un abrazo y cambio el titulo del enlace.
Antonio

Dolfi dijo...

Hola Antonio,

No creo que valga la pena que gastes tiempo en cambiar el nombre del enlace ya que no es muy importante, y además no me extrañaría que volviera a cambiarlo. El blog debe estar vivo y por tanto el título adaptarse al contenido. La verdad es que siempre encuentro posibilidades de mejora en todo lo que hago y muchas veces no me resisto a intentarlo.

Gracias por la visita y saludos.